LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-FERREIRA DE PANTÓN: MONASTERIO DE SANTA MARÍA-



UTM 29T 613981 4707461 370 m

(GALICIA - LUGO)

VER MAPA INTERACTIVO


1

En Agosto de 2004 tras nuestra estancia en Aguilar de Campoo (Palencia) participando en El XVIII Seminario sobre Historia del Monacato y en el V Curso de Iniciación al Románico que tienen como sede el monasterio de Sta María la Real, mi amiga Isabel y yo iniciamos nuestra peregrinación románica a tierras gallegas. Era una ruta preparada con ilusión y con muchos objetivos a conseguir en la que el tiempo determinaría los que se podrían lograr.

2

Nuestro primer "campamento" lo establecimos en Ponferrada. Durante dos días visitamos todo lo que teníamos a nuestro alcance. Y el 13 de Agosto, después de haber gozado con el paisaje del Valle del Silencio y con la contemplación de Santiago de Peñalba y las románticas ruinas de San Pedro de Montes, gracias a la pericia de Isabel por aquella tortuosa y estrechísima carretera y habiendo repuesto fuerzas en el restaurante La casa del Botillo en las afueras de Ponferrada , nos adentramos en tierras gallegas. Nuestro destino era Orense. Pero antes pasaríamos por Ferreira de Pantón y San Miguel de Eiré.

3

El monasterio de Santa María en Ferrera de Pantón, está situado a la salida del casco urbano en el lado izquierdo de la carretera que va a Monforte. Está abierto en horas habituales y las monjas atienden las visitas.
Fue monasterio familiar del que existen noticias desde la primera mitad del S X. En 1117 es donada la cuarta parte del monasterio con sus pertenencias de casas, tierras e iglesias a Cluny. En 1175 sólo viven monjas y adoptan los usos del Cister bajo la tutela del abad cisterciense de Meirás (Lugo). En la actualidad es el único monasterio femenino cisterciense en Galicia.

Su iglesia románica tiene planta de una nave con cabecera formada por presbiterio y ábside semicircular. La puerta está ubicada en el muro norte. Esta tipología la encuadra dentro del llamado románico rural gallego, enriquecido, de manera excepcional, en la ornamentación.

En el exterior destaca su ábside, de dimensiones más bien reducidas, por su decoración y estructura. Presenta cuatro columnas de alto plinto, (plinto, que en Galicia es característico tanto por ser alto como por estar escalonado) que llegan hasta la altura de los canecillos y que lo dividen en cinco secciones; en las tres centrales se abren unas curiosas ventanas por tener arcos de medio punto en sus dos extremos, algo que nunca había visto y llama la atención. Los capiteles de las ventanas exteriores e interiores tienen decoración vegetal menos uno interior en el que diez pajaritos se encaraman en una rama. La decoración de los canecillos y el resto de los capiteles es zoomórfica con cimacios de tallos ondulantes y rosetas.

En el interior nos asombra la cabecera por su talla y el arco triunfal con arquivoltas y columnas acodilladas, al modo de una gran portada. Sus capiteles están decorados con animales afrontados de largos cuellos, grifos y bestias. En el arco triunfal queda un óculo cegado. A ambos lados del presbiterio existen sendos arcosolios que denotan por sus arcos apuntados ser posteriores a la construcción .

Un arco fajón doblado da acceso a la zona absidal. El capitel de la izquierda sigue modelo compostelano: grandes hojas de contorno lobulado atrapa a un animal. El de enfrente : David entre los leones.
El ábside se cubre con bóveda de cascarón con nervios que apean en columnas dispuestas entre las ventanas con similar disposición que en el exterior. Bajo la ventana de la derecha hay una talla sedente de la Virgen con el Niño en su regazo cuyo original -que se guarda en la clausura- se podría datar en el S XII.

El zoomorfismo de Pantón es tosco e ingenioso con gran gusto decorativo. Las figuras humanas se mezclan con los animales en posturas grotescas. Frecuentemente los animales enfrentados finalizan sus cuerpos en una única cabeza, otros se cruzan o superponen. Son cuerpos fuertes de labra profunda.

Es obra de un solo maestro o taller y como la decoración no encaja con la mentalidad cisterciense, su edificación tiene que ser anterior a 1175, fecha en la que pasó a la tutela del abad de Meirás.

456

Ocho años después, en agosto de 2011, he andado por las sendas románicas que Carmen nos mostró. Fruto de ello son muchas de las nuevas imágenes que acompañan esta pagina para mejor comprender la descripción que de ella hizo en 2004.

7

891011

Las imágenes 7 a 11 corresponden a los capiteles que decoran el exterior de la cabecera del templo, coronando las cinco semicolumnas adosadas que posee.

Destacaría de la escultura de este templo el hecho de que mayoritariamente se deje de lado en granito y se ejecute en piedra caliza blanca, mucho más fácil de labrar. Al igual que ya vimos en Eiré. El estilo y algunos detalles de los capiteles tanto del exterior como del interior me recuerdan mucho a aquel templo. Probablemente el maestro de Eiré ejerciese una notable influencia en quienes -menos elegantes- trabajasen aquí. Hay un detalle formal que se repite en Eiré y como ya comenté en esa pagina, también en San Pedro de Echano en Oloriz (Navarra): los elementos superiores de la cesta del capitel apoyan en los inferiores mediante vástagos de piedra que se mantuvieron (Imagen 7).

121314

151617

Los capiteles que decoran los tres vanos absidales los ofrezco en las imágenes 12 a 17. Una selección de los canecillos del templo, ubicados en la cabecera y en los laterales de la nave, los podemos ver en las imágenes 18 a 38. Algunos son novedosos como el dragón de la imagen 18. También encontramos la habitual escena de juglaría con músico tocando fídula y contorsionista (Imágenes 32 y 33).

18

19202122

23242526

27282930

31323334

35363738

Por lo general la iglesia está abierta y se puede visitar por su portada moderna abierta a norte. De no ser así, hay que llamar al timbre de la comunidad y nos la abrirán. Hay una pequeña tienda en que se pueden comprar pastas que las monjas elaboran. Merece la pena ayudarlas y además son muy agradables. El claustro moderno situado en clausura, podemos verlo desde una zona acristalada cercana a la tienda (Imágenes 39 y 40).

3940

(Fotografías y texto: Carmen Baena Yerón/A García Omedes

Diseño y mantenimiento web: "romanicoaragones.com")


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas