LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-MAJÁN. PARROQUIAL DE LA VIRGEN DE LA CONCEPCIÓN-



UTM 30T 558268 4991250 1200 m

1VISTA GENERAL DEL TEMPLO DESDE EL SUROESTE

Maján es un pequeño lugar soriano situado a 35 kilómetros al sureste de Soria y a 19 al este de Almazán, en línea recta. Ubicado en lo alto de un pequeño cerro-testigo, domina gran cantidad de extensión dando vista al Moncayo y situandose en la divisoria de cuencas entre el Duero y el Ebro. Por su situación estratégica en territorio de frontera es más que probable que hubiese castillo, si bien tan solo conserva el topónimo para definir a la máxima cota del lugar donde se alza su templo parroquial.

Hasta este lugar llegaremos por carretera desde Almazán, pasando por Morón de Almazán y Momblona, si bien, cuando yo lo visité, como venía de Perdices, utilicé la vía más corta, que es pista de tierra, aceptable para circular si el tiempo es seco.

2 FACHADA SUR Y ATRIO MODERNO3VISTA DE LA PORTADA TRAS EL ATRIO MODERNO4CILINDRO ABSIDAL NEORROMÁNICO

Su iglesia dedicada a la Virgen de la Concepción se alza sobre el reducido caserío (Imagen 1). Nada en su aspecto exterior hace presagiar que bajo atrio al sur hallaremos una de las mejores muestras del arte románico en la provincia. Lo visto del templo es de fecha tardía, quizá del XVII y a juzgar por lo exiguo de la población actual (7 vecinos estables) es de suponer que su fábrica se debiese más a las necesidades de frontera que a la atención espiritual de tan exigua parroquia.

5PORTADA SUR

El templo remata a oriente con un cilindro absidal edificado en mampostería, de aspecto moderno, que a lo más debió de alzarse donde estuviera el primitivo sin que de él conserve sino el perfil en planta (Imagen 4). Al lado sur de la parroquial hay una agradable plazoleta con magníficas vistas hacia el Moncayo al este y hacia tierras de Calatayud y Daroca hacia el sureste. A esta placita abre el atrio moderno que cobija la portada original del templo que aquí se edificó (Imagen 3). Como veremos a continuación, su estilo remite sin lugar a dudas a modelos silenses en relación con el segundo maestro del claustro.

6CAPITELES DEL LADO OESTE7DETALLE DE LAS ARQUIVOLTAS8CAPITELES DEL LADO ESTE

La portada se edificó en buena piedra sillar de arenisca rojiza, bien cortada y ajustada. Hay alguna marca de cantería, entre las que destaca una "M" de trazos curvilíneos de cuidada factura. Tres son las arquivoltas que hallamos. Las dos exteriores apean por medio de columnas acodilladas y la interior compone con jambas rectas el vano de la portada (Imágenes 5 y 7). Tanto los ábacos como sus prolongaciones y la arista rebajada de la arquivolta exterior se decoran a base de motivos vegetales de buen tamaño y porte carnoso.

9GRIFO EN CAPITEL10DETALLE DEL GRIFO

Sus dos parejas de capiteles decoran con motivos silenses. A nuestra izquierda y desde el exterior hallamos una pareja de grifos de cuidada ejecución (Imágenes 9 a 11) y a su lado otra par seres monstruosos, en este caso arpías tocadas con su habitual gorro picudo (Imágenes 12 y 13). A nuestra derecha, el capitel interior es de temática vegetal (Imagen 14) y el que se halla a su lado decora con una pareja de leoncitos de redondeadas formas orientados hacia un motivo vegetal en el vértice que remata en florón (Imagen 15).

11CAPITEL DECORADO CON GRIFOS12CAPITEL DECORADO CON ARPÍAS13DETALLE DE ARPÍA14CAPITEL DE MOTIVOS VEGETALES15CAPITEL DECORADO CON LEONCITOS

Y si lo hasta ahora visto es digno de detenerse un buen rato, no lo es menos la decoración de las ocho dovelas de su arquivolta central que muestra unos elaborados personajes de notable tamaño y correcta ejecución cuya lectura ha de hacerse sin duda por parejas, ya que cada una de las dovelas se relaciona con la situada a su nivel en el lado opuesto. Así encontramos la pareja inferior que a izquierda muestra a un obispo provisto de báculo y mitra (Imagen 16) en la que destaca su ínfula exterior, probablemente en actitud de bendecir (por lo apuntado de la relación entre motivos paralelos) a la figura que se asimila con San Miguel por el hecho de estar alanceando a un dragón (Imagen 23); pero que yo considero no es tal por varios motivos: en primer lugar no es alado, y a San Miguel siempre se le representa de esa forma. El siguiente candIdato sería el caballero San Jorge, alanceador de dragones.. Tampoco lo veo, pues el personaje esculpido más parece hombre corriente, de cabello largo y pies descalzos que alancea a una "fiera" con más aspecto de cervatillo acostado, por más que se revuelva a morder la desnuda pantorrilla derecha con que el alanceador pisa su lomo. Asociando ambas escenas, más me inclino por la bendición episcopal hacia aquél que sabe luchar y vencer a sus pasiones, aunque no sean de mucho calado

16OBISPO EN ACTITUD DE BENDECIR17ARPÍA ASAETEADA18CERVATILLO OBJETO DEL CAZADOS SITUADO ENFRENTE19LUCHA ENTRE SERES TERIOMORFOS

En la misma línea estarían las dos siguientes dovelas: a derecha centauro sagitario -bellísimo de hechuras- que acaba de lanzar su dardo (Imagen 22) y frente a él, la arpía inclinada hacia atrás, como acusando el impacto del dardo que acaba de recibir en su pecho hundiéndose hasta el timón y con figuración de sangre manando del cuello (Imagen 17).

20ÁGUILA RAPIÑANDO LIEBRE21CAZADOR SON SU MASTÍN SEÑALANDO LA PIEZA22CENTARUO SAGITARIO ASAETEADOR DE LA ARPÍA SITA ENFRENTE23PERSONAJE ALANCEANDO UN PEQUEÑO MONSTRUO

Más arriba una escena de caza narrada en dos dovelas a nivel. A nuestra derecha el cazador (descabezado por vandalismo) porta zurrón al hombro y delicadas sandalias en sus pies. Con su índice derecho señala enfrente, mientras sujeta por el collar con la izquierda su mastín presto a obedecer la orden (Imagen 21). Enfrente, el objeto de esta escena de caza no es sino un ciervo que el escultor ha situado entre la maleza, figurada por un arbolillo tras él (Imagen 18). Por fin, las dos dovelas centrales complementarias muestran a izquierda sendos monstruos peleando (Imagen 19) y a derecha la repetida escena del águila rapiñando una liebre (Imagen 20).

Pequeño lugar y con pocos restos románicos; pero que por su importancia y valor escultórico recomiendo encarecidamente no pasar de largo. En ocasiones una sola arquivolta decorada tiene más valor y transmite más mensajes que todo un templo rural edificado exclusivamente para las necesidades de culto.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas