LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-HÔPITAL-SAINT-BLAISE/HOSPITAL DE SAN BLAS-


UTM 30T 681049 4791140 157 m

(FRANCIA)

VER MAPA INTERACTIVO


1

La iglesia del Hospital de San Blas es un edificio de los que tras su visita no deja indiferente a quienes poseen una cierta inquietud hacia el arte románico. A ello contribuye tanto su original arquitectura como el hecho de que se halle exento permitiendo su contemplación integral.

Fue fundado en 1108 por el Vizconde de Bearn, Gastón IV "El Cruzado", muy vinculado a Aragón, como hemos visto en el estudio de otros lugares del entorno. Edificado entre los años 1200 -1220, su funcionalidad fue hospitalaria, de apoyo a peregrinos que de Olorón se encaminan al puerto de Somport. Allí, en la frontera se alzó el Hospital de Santa Cristina, de cuyos canónigos agustinos era dependencia este hospital de San Blas.

Se sitúa a unos 15 kilómetros al noroeste de Olorón y se halla canónicamente orientado, con ligera desviación al sudeste. Su planta nos muestra que es tempo de nave única con un transepto hipertrofiado que le aporta aspecto cruciforme. A ambos lados del ábside central se sitúan sendos absidiolos de cabecera plana que son en planta prolongación oriental del respectivo brazo del crucero. El ábside central destaca con fuerza en la cabecera del templo. Es poligonal, de tres lados que al exterior se decoran con un gran arco rehundido en cada lienzo, al modo islámico de lograr la decoración de luces y sombras, como hemos visto en el arte lombardo español. También el uso de sillarejos como si de ladrillos se tratase, remiten, junto a los vanos polilobulados, a este arte.

El cimborrio con su paso de cuadrado a octógono y su remate también octogonal coronado de chapitel, sobresale en el centro de la edificación aportando un armonioso juego de estructuras volumétricas piramidales. La nave es muy corta. En planta, nave, crucero y cabecera vienen a ocupar prácticamente el mismo área (Imagen 5).

23456

Sus fechas edificativa lo sitúan en un momento avanzado del románico pleno, en el cual ya el Cister toma carta de naturaleza siendo uno de los pocos detalles del "románico pleno" su tímpano. Corona la portada oeste del templo, cuyas hechuras son fruto de la restauración de principios del XX (Imagen 8). El tímpano es el único elemento original de la misma. Muestra a Cristo en Majestad, sentado y con un libro en su mano izquierda mientras que la diestra, superpuesta a la mandorla que lo contiene, parece mostrar desplegados tres dedos. Lo rodean los símbolos de los vivientes apocalípticos, todo ello trabajado con muy poco detalle, primando el volumen y la forma general a los acabados (Imagen 7)

789

Una de las características que le aporta otro toque de diferencia al templo lo constituyen la media docena de celosías de piedra ("vitrales en pierre") que decoran media decena de vanos de transepto y nave. Podemos verlos en las imágenes 10 a 15. En opinión de Viollet-le-Duc, no compartida por otros, podrían ser un emblema corporativo de los francmasones del Rhin, equivaliendo el pentalfa a una verdadera firma (Imagen 10).

101112

131415

Bibliografía:

"El arte románico en Iparralde. Perspectivas historiográficas". Agustín Gómez Gómez Biblid, 20: 15-41. 2001.

"Torres del Río: Iglesia del Santo Sepulcro". Javier Martínez de Aguirre. Panorama Nº 34. Fondo de publicaciones del Gobierno de Navarra. 2004.


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas