LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Libro de Visitas | Inicio |

 


-CAPITEL DEL CLAUSTRO DE MONTEARAGÓN-

Ver mapa interactivo de la zona


El 25 de febrero de 2005, visité el Museo Arqueológico de Huesca para fotografiar, con permiso de su director, los capiteles retirados del claustro de San Pedro el Viejo y allí depositados.

Junto a la arenisca trabajada por la hábil mano del taller del Maestro de Agüero, tan extendido por nuestra región, me sorprendió un capitel distinto (Imagen 2).

Distinto porque su material de construcción, calizo, es de un tono más claro que la parda arenisca y porque su cuidadosa labra denota un momento histórico mucho anterior.

(Junto a él, otro, también de diferente hechura (Imagen 2). De regusto islámico, procede de la desaparecida iglesia románica de Huesca dedicada a San Juan. Se hallaba en el chaflán existente frente al depósito de agua, muy cerca del Museo.)

El capitel según la ficha añadida procede del claustro del Castillo de Montearagón, lo cual fue otra sorpresa pues no tenía noticia de que en aquél monasterio hubiera existido claustro. Evidentemente es un capitel exento, labrado para ser contemplado por sus cuatro caras y eso excluye ubicación en decoración de portadas o ventanales restringiendo su función a capitel de claustro erigido sobre columna pareada.

1

La pieza goza de una marcada simetría. Cada uno de los capiteles que componen la pieza doble rematan en altura con un par de volutas en cada uno de sus ángulos, salvo en los mediales en los que la voluta interior, obviamente no existe.

234

Bajo cada una de las esquinas del capitel se labró un pequeño ser de aspecto simiesco, cuya cabeza de gruesos labios y rasgos entre monstruosos y demoníacos ocupa el espacio entre dos volutas.

El dorso se halla en los lados cortos del capitel adosado al contiguo (Imagen 4). Se halla agazapado y sentado sobre la pierna interior, de la cual se ve la planta del pie sobre el collarín del capitel (Imagen 8).

El artista detalló los relieves anatómicos con inaudita precisión para ésta época, resaltando las costillas así como la musculatura de brazos y piernas, que tuvo la audacia de labrar al aire, calando para separarlos del cuerpo (Imagen 8).

Los pequeños seres de desproporcionada cabeza aparecen atados con una correa trenzada que converge en la línea media sobre una especie de palmeta. Las manos interiores de los seres sustentan pequeña campanilla a la que asen con delicadeza (Imagen 5)

567

Delicada escultura con profusión de detalles perfeccionistas anatómicos, clásicos, en una época en que damos como excepcional el aspecto perfeccionista de la figura desnuda de Isaac en la Lonja Chica de Jaca.

Montearagón se edifica por mandato de Sancho Ramírez para la toma de Huesca acaecida en 1096. Estamos hablando pues de finales del XI o principios del XII en lo referente al claustro en que debió de adornar esta pieza.

"Románico dinástico" en feliz expresión del palentino García Guinea: Loarre, Jaca, Frómista, San Zoilo, León, Santiago de Compostela... Obras realizadas bajo el dominio de Sancho III el Mayor de Navarra y sus descendientes

8

Por otra parte, la iconografía de esta pieza no la había visto en el amplio panorama del románico. Monos en capiteles si, muchos en la época apuntada. Pero no con el aspecto entre gárgola y malignidad en su expresión, ni tampoco tintineando campanillas como en un intento de molestar o distraer a los monjes que concentrados en su misticismo caminaran por las crujías claustrales de aquél bastión desde el que se conquistara Huesca y que no olvidemos fue Panteón Real.

Una agradable sorpresa.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas