LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-ARCE. IGLESIA DE SANTA MARÍA-



UTM 30T 632655 4747089 609 m.

NAVARRA

VER MAPA INTERACTIVO


1EL TEMPLO EN SU MEDIO NATURAL

En los últimos días de agosto de 2007, Pedro y Pilar dejaron en mi Libro de Visitas unas palabras de ánimo por la labor emprendida así como la referencia de una pequeña ermita de Navarra que aún no había visitado. De todas las indicaciones que recibo tomo buena nota y las añado a mi ya larga "lista de pendientes de visitar". Pero en este caso, como todavía estoy de vacaciones, el lugar no está demasiado alejado de Huesca y las imágenes que he visto en la referencia de internet que me acompañaban a la nota citada mostraban un templo de los que "apetece"; pues ayer viernes 7 de septiembre (como en la letra de Mecano), madrugón para sorprender el templo con la primera luz del día y camino por Ayerbe, puerto de Santa Bárbara y Yesa hacia mi destino.

Pasado Yesa en dirección a Pamplona hay que desviarse hacia el norte, buscando Lumbier y Aoiz remontando el río Urrobi en dirección a Roncesvalles. Rebasado Nagore, en cosa de kilómetro y medio, un carretera a la derecha cruza sobre el río, rebasa las pocas edificaciones de Arce y por medio de un pequeño ramal a nuestra derecha nos deja a pie de ermita en el inicio de una pista de uso restringido. Las obras del pantano de Itoiz que represarán desde las hoces del río Irati las aguas de éste y del Urrobi dejarán bajo las aguas varios núcleos poblacionales; pero esta joya del románico navarro está a salvo y desde su posición dominará la cola del embalse

2VISTA GENERAL DESDE EL ESTE

He recorrido bastantes de los monumentos románicos de Navarra, en especial los más destacados y renombrados; pero he de reconocer que esta aislada ermita es de las que merecen un viaje ex profeso para disfrutar del sabor del románico auténtico. Románico de volúmenes rotundos y bien definidos no afectados por reformas intempestivas ni crecimiento urbanístico próximo. Románico a la medida del hombre, todavía comprensible y asumible, lejos de las grandes obras que impresionan hasta el punto de impedir el recogimiento. Y además en su medio natural. En un paisaje magnífico que hace muy fácil imaginar a peregrinos en su proximidad tras haber rebasado la no lejana barrera de los Pirineos por Roncesvalles.

3CILINDRO ABSIDAL4CABECERA DESDE EL NORTE5APROXIMACIÓN A LA PLANTA DEL TEMPLO

El templo nos muestra una sucesión armónica de volúmenes y alturas. Comenzando desde el este hallamos el cilindro absidal, el presbiterio y la nave sobre cuyo último tramo se eleva un recio cuerpo de campanas tan ancho como el propio templo y que a poniente aparece a modo de espadaña de testero plano (Imagen 10). El perfil del templo permite diferenciar bien estos sucesivos tramos puesto que sus cubiertas son independientes y situadas a diferente altura. Teja árabe bien integrada en el edificio completa su imagen global. Las medidas aproximadas del templo en su exterior son de unos 18 x 7 metros. La fábrica del edificio está realizada a base de sillares desbastados a maza, sin un excesivo acabado, salvo en las zonas decoradas del mismo, donde es posible alguna marca de cantero (He localizado el "pentalfa" en el lado este exterior del vano de la nave). La imagen 5 muestra una aproximación a la planta del templo, con la nave resaltada en rosa pálido, la cabecera en blanco y la sección de la torre, superpuesta a la nave, en leve tono azul.

6PORTADA EN MURO SUR Y TORRE-CAMPANARIO7DETALLE DE LA PORTADA

La portada la hallamos en un cuerpo adelantado hacia los pies del muro sur. Se compone de cuatro arquivoltas en degradación componiendo un notable abocinamiento. Apean alternativamente en pilastras lisas y columnillas sin basas (quizá relegadas en la restauración de la zona de acceso) acabadas en capiteles con decoración historiada. Hay un ábaco corrido que continua por el cuerpo adelantado de la portada. Aparentemente liso, cuando nos acercamos al él, descubrimos una delicada decoración en las zonas mejor conservadas (sobre los capiteles del lado oeste). Diez canecillos sustentan el tejaroz. Su estado de conservación es aquí deficiente. Varios son restaurados. Su cornisa luce ajedrezado jaqués. Tiene una particularidad este cuerpo de portada y es que por encima del tejaroz, su cubierta se compone de un tejadillo propio a base de lajas de piedra, de bastante altura (Imagen 9).

8DETALLE DEL CAMPANARIO9PORTADA Y SU TEJADILLO10HASTIAL DE PONIENTE

Las llaves del templo me las facilitaron con amabilidad en casa del alcalde de Nagore, Francisco. Está en un nivel inferior al lado sur la iglesia gótica de Nagore (que merece la pena visitar). Es la última casa, pues las que había más abajo las demolieron en la expropiación del embalse de Itoiz. Sofía, su mujer, me acompaño e hizo las veces de guía en la visita al templo de Nagore. Me mostró con merecido orgullo el retablo gótico de los santos Julián y Basilisa, la Virgen tardorrománica del Rosario, el Cristo, la verja o las pinturas geométricas góticas de su cabecera, con una elaborada lacería de a ocho de tradición mudéjar .


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas