LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-PONTS - COLEGIATA DE SAN PEDRO-



UTM 31T 350538 4642340 469 m.

(LÉRIDA)


Ponts es localidad que se halla en la ruta entre Balaguer y La Seo de Urgell. Situada en el lugar donde el territorio montañoso da paso a la tierra llana en la comarca de La Noguera. Poco al este de la población, sobre un cerro que domina el curso medio del Segre hallamos castillo medieval y a sus pies en una pequeña llanada la espléndida colegiata dedicada a San Pedro.

Cerro testigo de fácil defensa y desde el cual se divisa una extensa superficie de territorio. Los vestigios más antiguos en este conjunto religioso-militar los hallamos en la zona de mayor elevación, sita en el ángulo noroeste del conjunto. Restos de una torre cilíndrica asentada sobre la roca viva y recinto amurallado dominan el asiento de la colegiata de San Pedro. La imagen 1 de la colegiata está tomada desde lo alto del recinto amurallado.

A finales del S IX el castillo de Ponts formaba parte de la marca territorial asignada por el rey Carlos el Calvo a Godofredo el Velloso para contener a los sarracenos. En 909, el régulo de Huesca Mohamed Al Tawil realizó una rafia por estas tierras, conquistando entre otras la fortaleza de Ponts. Un siglo después, tras múltiples batallas pasó de nuevo a manos cristianas reconquistado por el conde Ermengol IV quien lo donó al monasterio de Ripoll. Aquí se estableció una comunidad canónica agustiniana (1069). Las guerras de Urgell entre los condados catalanes en el XIII, las borbónicas en el XVII y la invasión francesa en el XIX lo degradaron hasta una situación de ruina (más información).

1COLEGIATA VISTA DESDE LA TORRE

En la actualidad el castillo y su recinto fortificado se hallan en situación de ruina prácticamente absoluta, siendo su interés más arqueológico que monumental. La colegiata de San Pedro, en cambio, notablemente cuidada y bien restaurada es un monumento digno de ser visitado con detenimiento. Además de bello en lo arquitectónico, su singular enclave le añaden un especial atractivo.

2VISTA NORESTE DE LA CABECERA3VISTA NORESTE DE LA TORRE OCTOGONAL4VISTA NORESTE DE LA CABECERA

El templo es de nave única, orientado al este con ligera desviación en dirección norte. Mide aproximadamente 33 x 13 metros y remata a levante por medio de una poco frecuente cabecera trebolada. Sus tres ábsides no se hallan en línea como es lo habitual, sino que abren a cada uno de los tres lados anteriores del crucero. Sobre el mismo y a base de trompas, que se manifiestan al exterior por los casetones angulares que las contienen (Imágenes 2 a 4), se pasa del cuadrado al octógono y sobre el se inscribe cúpula semiesférica. Por encima se alza una elegante torre octogonal con ventanales geminados situados a nos alturas rehundidos y orlados de arquillos ciegos por encima de los mismos. Alternando con las trompas, cuatro ventanales facilitan iluminación al interior del crucero.

5VISTA SURESTE DEL TEMPLO6DETALLE DE CABECERA Y TORRE DESDE EL SUR7VISTA NOROESTE DEL TEMPLO

Esta disposición trebolada de la cabecera la he visto en templos de Aragón, como es el caso de San Juán de Toledo de la Nata, la arruinada ermita de Los Dolores en Monflorite, o la pequeña de Santa Lucía cerca de Ayerbe. Por otra parte, la decoración de arquillos lombardos de las cabeceras absidales, no es ciega, sino que alberga bajo ellos falsos vanos geminados de notable derrama inferior, al modo de lo que veremos en el ábside central de Santa María de Obarra. La decoración se completa con lesenas que arrancan de un elevado zócalo. Centra cada uno de los ábsides un ventanal derramado, verdadero.

8LADO NORTE DE LA CABECERA TREBOLADA9PLANO CONTRAPICADO DE CABECERA Y TORRE10LADO SUR DE LA CABECERA TREBOLADA

También se decoran con arcuaciones ciegas los muros laterales, si bien solo el norte posee lesenas. En él abre una portada de medio punto dovelada, enmarcada y rehundida por otra de mucha mayor altura. A su izquierda, se abrió en el espesor del muro un arcosolio apuntado que aún conserva su sarcófago adornado de motivos heráldicos (Imágenes 16 y 17). Otra puerta abre a poniente, de sencilla hechura, y sobre ella un ventanal geminado, rehundido en el notable espesor del muro (Imágenes 11 y 12).

11HASTIAL DE PONIENTE CON PORTADA Y VANO12VENTANAL DE PONIENTE

En el pavimento tras el hastial de poniente, se han empotrado diversas lápidas sepulcrales de tosca hechura en las que además de cruces, figuran dibujos incisos que representan parejas de huellas de pies, punta de lanza o motivos que evocan a su propietaria (peinetas, tijeras y arretes en la imagen 15).

13LOSA FUNERARIA EMPOTRADA EN EL PAVIMENTO TRAS LA FACHADA OESTE14LOSA FUNERARIA EMPOTRADA EN EL PAVIMENTO TRAS LA FACHADA OESTE15LOSA FUNERARIA EMPOTRADA EN EL PAVIMENTO TRAS LA FACHADA OESTE

En fin, un templo lombardo de antigua historia, bien restaurado y conservado y que no se debe de pasar de largo sin ser visitado. Merece la pena hacerlo.

16SARCÓFAGO DECORADO EN SU ARCOSOLIO NORTE17MURO NORTE. ARCOSOLIO Y PORTADA


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas