LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Libro de Visitas | Inicio |

 


-SANTA MARÍA DE VILAGRASSA-



UTM 31T 342350 4612681 360 m.

(LÉRIDA)


La persistente niebla invernal leridana, no ha empañado la curiosidad e interés que siempre me ha suscitado la población de Vilagrassa que se encuentra a un escaso kilómetro de Tárrega, la capital de la comarca de Urgell en Lérida. Cuando habitualmente hacemos el mismo y largo recorrido, a veces no atinamos a pararnos y contemplar lo que se encuentra en ellos, tanto son las ansias de llegar a nuestro destino. En mis múltiples idas y venidas de Barcelona a San Sebastián, me he acostumbrado a visitar los pueblos que voy encontrando en mi camino, Vilagrassa es uno de ellos y como vamos a ver, vale la pena la parada y el apearse durante un corto espacio de tiempo.

De origen romano, Vilagrassa está situada en el que fue camino real de Lérida a Barcelona. De su pasado medieval, se conservan algunos edificios y lo más destacado de esta población es la iglesia de Santa María, de variedad de estilos. Su interior es gótico así como su campanario, situado en el muro norte, de cuatro pisos y planta cuadrada, que presenta una inclinación importante sobre el edificio de la iglesia, con ventanas geminadas apuntadas y guardapolvo como único adorno y gárgolas en los extremos.

Insertado en un cuerpo rectangular que sobresale de la fachada y coronado por un pequeño nicho que también sobresale ligeramente, hay un portal románico de medio punto del siglo XIII, sin tímpano, con tres arquivoltas en degradación y sus correspondientes columnas monolíticas enmarcadas por un guardapolvo, cuya decoración, así como la de las impostas, corresponden a la escuela leridana. Se encuentra en el ala norte, trasladado de su enclave original, que se sospecha estaba situado a poniente.

El guardapolvo está decorado en forma de punta de diamante y figura casi pentagonal perlada en la parte más interior, la base se apoya en un baquetón muy fino.

La arquivolta más externa está dispuesta en forma de cinta también perlada que al cruzarse, origina en su interior formas de gota. De cada onda cuelga una figura geométrica romboidal. Le sigue un motivo sogueado en cuya degradación muy pronunciada se halla una faja con hojas de cinco puntas.

La arquivolta intermedia está dispuesta en forma de zig-zag en una superficie cóncava, de forma que sólo se apoyan sus puntas en la superficie pétrea, da un aire muy dinámico y nos recuerda a un encaje.

En la arquivolta interior se halla una decoración en puntas de diamante al igual que en su arco de ingreso.

En ambos lados, la línea de impostas la constituyen cuatro cintas perladas que salen de la boca de un animal –probablemente un lobo- en sus extremos externos.

Las columnas reposan sobre zócalo continuo, formadas por una base circular, fustes lisos y capiteles cónicos invertidos, entre ellas hay molduras aboceladas.

En el friso y capiteles de la izquierda, se encuentran representados de fuera a adentro dos dragones alados, uno de ellos sostiene por la cola a un animal cuadrúpedo; una figura humana precedida de dos felinos; dos palomas junto a hojas de acanto; elementos vegetales consistentes en piñas enlazadas y de entre las cuales asoman en la parte superior, las cabezas de un perro y un asno; la Anunciación, que se puede confundir con la huida a Egipto, ya que se incluye la imagen de San José sosteniendo su báculo, lo cual no es muy frecuente en esta escena. La Virgen sostiene con una mano su manto, la otra permanece abierta mostrando su palma, ambos están acompañados por el Arcángel San Gabriel, que tiene las alas desplegadas, una mano alzada para enfatizar sus palabras y con la otra mano sostiene un libro ; un sencillo capitel de motivos vegetales separa esta escena de la siguiente constituida por el Agnus Dei, tal y como se indica en una inscripción adjunta, cuyo cordero reposa su cabeza sobre las hojas .

A mano derecha, la representación escultórica de fuera hacia dentro está formada por un león rampante coronado que apoya una de sus patas sobre una cabeza humana y le acompaña un mamífero apoyado sobre su espalda ; dos elefantes enfrentados junto a unas hojas de acanto; dos ciervos separados por una cabeza humana y escenas de aves, estos dos últimos capiteles acompañados de motivos vegetales. El siguiente capitel representa el pecado original y la expulsión del Paraíso , en dicha escena se pueden identificar Adán y Eva que se cubren con sus manos, el Demonio simbolizado en forma de serpiente enroscada al árbol . Todo ello acompañado por dos personajes con nobles ropajes, el de la mujer lleva una corona y la serpiente le susurra al oído, con lo cual podríamos pensar que ambas figuras representan a la Humanidad . Entre las cabezas de Adán Eva asoma un rostro profiriendo una mueca. La representación de Dios viene dada por tres ángeles con las alas desplegadas, los dos de los extremos llevan unos libros o tablillas y me resulta curioso el contemplar como tiene dispuestos los pies el ángel central .

Sobre esta escena hay una inscripción que reza así:

“Dominus dixit Adam ubi est domine audivi te et ascondi me.” 

“El Señor preguntó a Adán: ¿Dónde estás?, Señor… te oí y me escondí…”

Todo el bestiario de esto capiteles, así como los demás motivos figurativos son bastante habituales en la escultura románica catalana, no así los elefantes, considerados animales exóticos cuyas representación más bien se situaría en obras del románico francés. No obstante, también aparecen en dos capiteles del interior del ábside del monasterio de San Juan de Las Abadesas y en un capitel de la portada de la cercana localidad de Verdú, muy parecida a la que se describe aquí.

 

COMO LLEGAR

Hay una indicación a 1 Km de Tárrega por la autovía Barcelona-Lérida. Desde la misma autovía se puede ver la población y su campanario inclinado.

 

 

(Fotografías y texto: Marta Mª Moltó

Diseño y mantenimiento web: "romanicoaragones.com")


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas