LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


EL ROMÁNICO
   

4.- ETAPAS DEL ROMÁNICO

A) - Estilos de Arte Románico


a-4) El Románico del Gállego (4/5)

Gavín es un pueblecito pequeño que no para de dar sorpresas por su riqueza románica. A él pertenece la torre del templo de San Bartolomé, en la que he creído ver el interfase entre dos momentos edificativos en el románico del Gállego. También el recién descubierto monasterio de San Pelay situado enfrente del pueblo, al otro lado del barranco en la partida que lleva desde siempre ese nombre. Creo que también aportará datos para encajar estos momentos. En el núcleo de la población también había románico, y del bueno. Maldita guerra. Malditas todas guerras!. La del 36 destrozó su parroquial. Lo que de ella quedó, fue trasladado al parque de Sabiñánigo por la Asociación de Amigos de Serrablo. Nada más ni nada menos que su cabecera. Emblemática y todavía altiva. Bajo estas líneas os contempla. A la vista de cómo está siendo tratada por vándalos grafiteros en su ubicación en Sabiñánigo, me sumo sin dudar a la idea de que debe de ser reintegrada a la localidad de Gavín, donde fuera edificada y donde estoy seguro recibirá mejor trato.

También San Pedro de Biescas fue de esta hechura. Pero por el mismo motivo, desapareció. La reconstrucción borró ya los símbolos edificativos del románico del Gállego.

PARROQUIAL DE GAVÍN, TRASLADADA A SABIÑÁNIGO

Siguiendo el curso del Gállego, río abajo y antes de que se represa en La Peña, hay en sus proximidades una ermita dedicada San Juan Bautista. Se halla a cosa de un kilómetro al oeste de Rasal sobre un altozano desde el que luce orgullosa sus arcuaciones ciegas coronadas de friso de baquetones, lanzando al aire su mensaje a todo aquél que sepa escucharlo. A mi me llegó, no solo desde el exterior, sino desde su abandonado interior. Bajo un manto de encalado en su ábside descubrí aflorar pintura mural inédita de la que "asoma la patita" el León de San Marcos (Abajo izquierda y derecha). Denuncié el hallazgo a los responsables de Cultura. Se organizaron romerías-reivindicativas dos años sucesivos y al final la ermita que amenazaba ruina, se consolidó. Ya no se cae. Ya no se deteriorará más lo que haya bajo el encalado. Ahora queda restaurar estas pinturas todavía más interesantes por constituir la única manifestación pictórica "in situ" en este reducido grupo de templos. Pero las cosas de Palacio van despacio, y en esta guerra los políticos no ganan méritos ni votos... Habrá que esperar; pero no olvidar. (Noticia y datos del inicio de la restauración interior. Junio 2014)

SAN JUAN BAUTISTA DE RASALPINTURAS EN SAN JUAN BAUTISTA DE RASAL. TETRAMORFO DE SAN MARCOS Y MANDORLA

Todos los momentos culturales tienen un arranque, una fase álgida y una de decadencia. En el románico del Gállego también sucede esto. Así hallamos ejemplares tardíos, como el de Isún (Abajo izquierda) edificado al modo larredense; pero con unas maneras de hacer que no alcanzan la perfección de los primeros edificadores. Y más tarde, templos como el de Lerés (Abajo derecha), que conservando los baquetones emblemáticos, interpretan ya en clave lombarda su ábside. Desaparecen las lesenas y los arquillos apean en ménsulas.

ISÚNLERÉS

Otros dos templos en que pasa a primer plano lo lombardo son Banaguás y Larrosa. El primero conserva alguna lesena medial; pero la mayoría de sus arquillos apean en ménsulas. La dobladura lombarda de su vano, refuerza las conexiones entre ambos estilos.

BANAGUÁSLARROSA DE GARCIPOLLERA

Muy distante del foco inicial de este estilo pero con las características de su momento tardío hallamos a San Andrés de Nasarre. Treinta kilómetros al sur de Lárrede en línea recta. Arquillos ciegos sobre ménsulas y friso de baquetones que en este templo -y solo en él- aparecen decorados con sogueados.

A su lado (abajo a derecha), la cabecera de Otal, población deshabitada en el sobrepuerto de Biescas, que requiere de una importante caminata para poder disfrutarla. Edificada al modo de Lárrede, pero en un momento avanzado, con signos de evolución. Nueve son sus arquillos ciegos, cuando lo habitual en el "tipo" son cinco o siete a lo sumo. Y tres vanos. Merece la pena el esfuerzo para apreciarla.

SAN ANDRÉS DE NASARREOTAL EN EL SOBREPUERTO DE BIESCAS

Todavía hay una ermita distante del lugar de ¿origen? del románico del Gállego. Se trata de la ermita de Santa María de Sescún. Se halla a unos treinta kilómetros al sureste de Lárrede y ocho en línea recta de Santa Eulalia la Mayor, desde donde se accede. Está situada en la sierra Gabardiella entre los pantanos de Belsué y Vadiello y enmarcada por unos paisajes realmente espectaculares. Se halla en medio de la nada y olvidada. Fue consolidada por "Prames" en una campaña de "restauración de ermitas de difícil acceso" y gracias a ello está todavía allí.

SANTA MARÍA DE SESCÚNSANTA MARÍA DE SESCÚN. DETALLE

Los baquetones del friso no son sino lajas de piedra colocadas a tizón sin haber sido labradas para darles la forma redondeada. Los modos edificativos son toscos; pero están presentes todas las características que definen a este estilo peculiar: arquillos ciegos sobre lesenas que arrancan de zócalo corrido, friso de baquetones entre sendos zócalos, presbiterio atrofiado. Lamentablemente no se conserva el muro donde estuvo la portada. Hubiera sido magnífico haber hallado una herradura de tradición visigoda para poder afirmar que fue previa a sus "hermanas mayores". Cronológicamente es el único lugar de esta corta serie del que se tienen constancia documental. Durán Gudiol cita que "el 15 de diciembre de 992 el presbítero Mancio lego en testamento al monasterio de San Úrbez de Nocito propiedades en Sescún, San Saturnino, Onás y Villobas". Este templo fue descubierto por montañeros de Peña Guara y dado a conocer Por Adolfo Castán y Carlos Escó en la década de los 60 del siglo pasado.



Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas